Jules

Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Négrette.
Una capa roja brillante y olor a frutas rojas, moras, grosellas negras y fresas de bosque… Boca dulce con notas frescas de regaliz donde predomina la suavidad. Se puede consumir todo el año con embutidos, carnes rojas asadas, saborosas hamburguesas, un aligot tradicional… Una idea, con un camembert asado… Servir refrescado.

Juliette

100% Gros Manseng. 
Una capa intensa con reflejos dorados, olores a aromas cítricos, frutas exóticas, piña victoria. En la boca la estructura y la frescura se equilibran perfectamente como sólo el gran Manseng sabe hacerlo. Untuosidad, fruta, crujiente, crocante… Desde merienda hasta aperitivo, desde carnes blancas hasta quesos perejilados… Una idea: solo, simplemente por el disfrute… Servir fresco.

Justine

100% Chardonnay
Cierta tensión para la expresión de una uva noble. Un olfato sutil y floral… Una boca rica, extremadamente frutal, redonda, tensa y llena de frescura, donde conviven el poder y la finura… Comer en platos cremosos, trucha, salmón, una carne blanca, una sartén de verduras viejas… Una idea: en un pollo frío el domingo en la cena… Servir fresco.

Julie

Négrette, Syrah, Cabernet Franc.
Una capa rosada muy clara con un olfato muy fino y delicado. Una agradable vivacidad en la boca que termina en un final largo y rico dominado por notas cítricas. Puede consumirse durante un aperitivo, o acompañando sushi, pescado asado, verduras a la plancha, brochetas o una paella. Una idea: ostras gratinadas… Servir fresco.

El consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud.